La aventura de la fe VIII

Mi opción fundamental                            

salto_de_fe(Recomendación: leer antes La aventura de la fe I ; II; III; IV; V; VI; VII)

A lo largo de los capítulos de El Ateísmo, tratamos de entablar una conversación –de modo destructivo- con los frentes culturales que han negado y siguen negando la existencia de Dios. A lo largo de esta nueva singladura, hemos conversado -de modo constructivo- acerca de la posibilidad de franquear la puerta que cimienta el sentido y fundamento de la vida del ser humano; una realidad que en absoluto es parcial y superficial; ¡una realidad que es sustancialmente radical! Sigue leyendo

Anuncios

La aventura de la fe VII

El amor a la realidad radical

amor-enamorado

(Recomendación: leer antes La aventura de la fe I ; II; III; IV; V; VI)

Sobraban palabras explicativas en el anterior capítulo, cuando desde Heidegger exponíamos la hoja de ruta a iniciar para el encuentro con la realidad radical. De los cuatro pasos, pueden surgirnos infinidades de preguntas que interpelan los cimientos de nuestra existencia. Pero, de modo sucinto, sigamos interrogándonos: Sigue leyendo

La aventura de la fe VI

El encuentro con la realidad radical

20051206002500-descubriendo-a-itaca1

(Recomendación: leer antes La aventura de la fe III; III; IV y V)

Tras la vigorosa definición de la realidad que hace Hans Küng al final del anterior capítulo, abrimos un nuevo frente en nuestra reflexión: después de haber buscado tanto, ¿no voy a encontrar ninguna respuesta al porqué de mi creencia? ¿Tanto especular para afirmar definitivamente que “no es posible definirla –la realidad– de antemano, ya que lo omnicomprensivo es por definición indefinible, indeterminable”? Sigue leyendo

La aventura de la fe V

La singladura de la realidad radical

barco6

(Recomendación: leer antes La aventura de la fe I,  II, III y IV)

En cuanto acabé mis estudios de teología me encontré con ¿Qué es filosofía?, de Ortega y Gasset. A modo de conferencias, ¿Qué es filosofía? recapitula el pensamiento orteguiano. He de reconocer que este libro realmente no sólo es uno de los mejores que he leído, sino que ha marcado rigorosamente –como expresaría el filósofo español- mi forma de pensar. A lo largo de la obra, Ortega esgrime cuáles son los hilos que forman el pensamiento filosófico adecuado y, con astucia e ironía, aborda el tema de la realidad: Sigue leyendo