Reacción de los medios ante el caso Gürtel

Los rotativos que más se han implicado en el caso descansan, leyendo un sumario de 50.00o páginas. Las conclusiones que se viertan servirán para la autorreflexión de cada medio. La pregunta que subyacerá a los directores de cada empresa informativa será la de hasta qué punto  se ha confabulado un periodismo torticero

cuasieconomista.files.wordpress.com

La semana pasada se hizo público el sumario del Caso Gürtel. Tras un año de nudo, el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que instruye el caso Gürtel, Antonio Pedreira, levantó el pasado seis de abril el desenlace de una novela que señala al ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, como implicado en el cobro de 1,3 millones de euros. Este, hace tan solo un par de días, se buscó a un par de cajas de ahorro y a otros tantos colegas, para que le prestasen tan 3 millones de euros y pagar con monedas su deuda, para no pagarla con dos años de cárcel. Eso sí, para tan tamaña corrupción, ¿veremos una tamaña inhabilitación de su cargo público en el Senado? Sigue leyendo

Anuncios

El deseo de Herman Van Rompuy

The challenges for Europe in a changing world. Este era el título del discurso que Herman Van Rompuy esgrimió en el Colegio de Europa en Brujas el pasado 25 de febrero. Ante el fatídico problema económico que a nivel mundial se está padeciendo, el Presidente del Consejo Europeo propuso cambios, como el nombre del discurso indica.

seeker401.files.wordpress.com

  Pero su propuesta de metamorfosear la estructura económica no sólo implicó a Europa. Su ambiciosa disertación versaba en el desarrollo de un gobierno económico mundial. Para ello, Van Rompuy puso sobre el tapete de una mesa tan pretensiosamente plural, como la del G20, la representación única de la UE en instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI).Y decimos pretensiosamente plural, porque hay países emergentes que aspiran a tener un espacio considerable en el FMI. Por ello, más adelante dejaremos abierta la cuestión de si este espacio tan deseado para países como China, Brasil o India marchitarían la ilusión de Van Rompuy. Sigue leyendo

La presidencia española en la UE

No son pocos los objetivos que España se propuso para presidir la UE. Pero la terca realidad socioeconómica advierte a la presidencia española que ha de aparcar la materialización de este proyecto comunitario. Hoy, el examen más difícil es el de amortiguar la crisis económica para crear nichos de empleo

senderosdeasfalto.files.wordpress.com

Cuatro son las prioridades entorno a las cuales se articula el Programa de la Presidencia española en la UE: la plena aplicación del Tratado de Lisboa; la coordinación de las políticas económicas para promover la reactivación y un crecimiento sostenible en toda Europa, con el lanzamiento de Europa 2020; el refuerzo de la política exterior de la Unión para convertir a ésta en un verdadero actor global; y el impulso de una Europa de derechos y libertades al servicio de los ciudadanos.

Sigue leyendo

La trastienda de la crisis económica

 El escaparate del paro muestra a los nuevos pobres del siglo XXI; en el interior del comercio hallamos el problema desde el campo de la economía; pero escrutando más allá de una epidérmica reflexión nos topamos con el verdadero rostro del problema

Sucursal de uno de los bancos que han sucumbido a la crisis // minuto 59.com

“La crisis económica está sacando a flote la lujuria especuladora, la pereza de los reguladores, la envidia de los actores económicos, la codicia de los directivos, la gula de los inversores, la ira de los que pagan los platos rotos y la soberbia del mercado”. Así de explicito era Juan Rubio en su columna semanal de Vida Nueva, ante el espectáculo de  la crisis económica. En efecto, el director de la revista quería señalar la trastienda de esta crisis, que es de dónde realmente emana el problema.

Sigue leyendo

La financiación solidaria II

Yo, como español, que sufre Zapaterofobia, discrepo

 zapatero1jpgA pesar de que durante estos días algunos se empecinen en subrayar el elevado consenso de la financiación, la decisión final del Gobierno ha hecho que la sonrisa esbozada de algunos sea más declarada que la de otros . Otrosse han abstenido, aunque solo los del PP. Manifestada mi opinión en el artículo anterior, sobre los beneficios en Andalucía, comprendo el brindis (para mí, al sol) de algunos. Para Zapatero, es “deseable que todas las comunidades autónomas se sientan cómoda”. Sin embargo hay comunidades que no están de acuerdo con esta reforma y a los que se han abstenido, se les ha tachado de “partidistas”. ¿Por qué lo ha hecho sólo el PP? Pregunta fuera de contexto, habiendo asimilado desde hace tiempo la partidocracia reinante en nuestro país.

              Los que han aceptado los resultados finales de la financiación (no pensemos de modo pernicioso) son hombres que obviamente han estudiado esta medida tanto de modo aséptico como objetivo. El mismo día 15 por la tarde, el iluso de Rajoy quería seguir negociando, alegando que “aún hay tiempo”. Y, todos sabemos, que, cuando menos hasta septiembre,  las comunidades desaventajadas lo tienen todo perdido, porque empezando por Rajoy todos tienen unas ganas inmensas de empezar el sempiterno periodo político vacacional. 

               Un día antes de la financiación, tuve la oportunidad de cubrir una noticia en Cádiz en la que, entre otros monarcas o señores feudales, Griñán escenificaba su grandilocuencia (estaba Bibiana, pero todavía es princesa). Aseguraba que se tuvo que  “colar con Luis (Pizarro) en Madrid”, porque “los flecos” (eufemismo que, no se por qué, ha estado presente en toda reflexión sobre la financiación) del acuerdo se deshilachaban demasiado. Y con arrebato veraniego, ladeando su chaqueta, arremetía contra el ERC y su homólogo Puigcercós. Increíble, por inédito.

                Excepto los catalanes del ERC, ¡todos están molestos! Fíjense, ¡hasta Griñán! Como no cuide sus modales, Zapatero es capaz de castigarle, al mismo estilo de como lo ha hecho con Chaves.  Sin embargo, lo más deleznable es que algunos mantengan su rabia de modo contenido. Y para colmo, el Gobierno, con talante inigualable, lanza la piedra y esconde la mano, sin querer explicar nada hasta septiembre. Solo lo hace para que veamos, hasta que punto el gobierno ha perdido el norte de un barco que, como no venga otro capitán, está a punto de naufragar. Los tripulantes, hartos de estos vaivenes, estamos fatigados.

              La Administración Central se parece a esos odres viejos de los que nos habla Jesús de Nazaret (Lc 5, 33-39). Y a vinos nuevos… Los 11.000 millones de incremento total, se pretenden depositar en un recipiente constitucional, que a lo peor está agrietado. Con lo cual, puede que muchos se queden sin disfrutar de este vino. Clarividente es que como sigamos pidiéndole al viñador (contribuyente) que arroje vino  en pequeños botijos agrietados, el recolector se irá cansando, y su trabajo acortando. Y todos, con sed, a beber del odre agrietado… Y bendecido por los catalanes.

La financiación solidaria I

Yo, como andaluz, que padece Chavesfobia, discrepo

 Chaves“Para que un Estado descentralizado como el nuestro funcione, el sistema de financiación territorial debe cubrir de forma equitativa las necesidades de la población”. Así comenzaba el editorial de El País, un día después del anuncio del Gobierno sobre materia de financiación. Y yo, como andaluz, que intenta comprender la victoria de mi presi Griñan y, brindar con él con una copita de Xerez, hago así mis cábalas:

              –         Con esta nueva medida cada comunidad se quedará con el 25% de lo recaudado en su territorio. Con lo cual, estamos, a largo plazo, beneficiando a la autonomías más prósperas. No a la mía, por cierto.  Leamos la letra pequeña de los acuerdos, aunque sean muy atractivos sus escaparates.

              –         Al mismo tiempo, se aprobaba que, también se premiará a las economías que registrasen un mayor crecimiento económico. Y yo, como buen hombre del sur, me cuestiono cómo afectaría esta máxima en mi tierra, ¡sabiendo que los datos de la inversión exterior andaluza se han desplomado un 42% durante 2008! Fiasco para el andaluz, a la larga.

              –         Frente a la bajada de pantalones de Zapatero ante el ERC (todos sabemos por qué; nuestro presi dialogante se queda solito en el Congreso…), yo como hombre de tierras soleadas, de tabernas de fino, y de plazas taurinas (llenas en el tendido sombra y vacías en el de sol), me pregunto dónde está metido el PA. Aunque, ciertamente, a alguno de ellos he escuchado comparecer en algún medio… ¡Pero tuve que hacer un gran esfuerzo para encontrarlo!

              –           Como hombre que sólo entiende del campo y de la mar, y que parezco que ni sé matemáticamente contar, me extraña que el Gobierno llame “medida solidaria” a una recepción de 1.795 millones, frente a los 3.800 millones de euros. Me habré confundido escuchar… ¿será el gordo para mí? Entretanto, hoy, cubriendo una noticia de Luis Pizarro, me quedé atónito cuando expresaba su “hartura” por que los periodistas comparásemos nuestra financiación con la de los catalanes. Es cuando menos arriesgado, que líderes PSOE andaluz hablen de hartazgo.

             –           Entretanto, ayer me quedo estupefacto, cuando una serie de periodistas arrinconabamos a uno de esos ediles socialistas gaditanos (Federico Pérez Peralta, el Chiqui, para los colegas), tan esteticamente modernos como acomodado a la partidocracia, musitaba, como el que no quiere la cosa, que ¡Cádiz obtendrá un total de 1.200 millones de euros para el Bicentenario! Obviamente, la pregunta que hoy le hice a Pizarro fue sobre este cálculo enormemente exagerado. Echando balones fuera, decía que claro, ahí estaba incluida la llegada del AVE, el puente de “La Pepa”, mejoras de infraestructuras, etc…, pues “si no fuera por el Bicentenario, no conseguiríamos estos logros”. No comment.

              –         Y el presidente Griñán dice que “hay 11.000 millones de razones para considerar este sistema mucho mejor que el anterior”. Será que el sol no sólo me obnubila la vista, sino que la atraviesa hasta penetrarla y ofuscarme la razón para ver y comprender argumentos tan razonables y razonados.   

              –        Y Como hombre, que entiende poco de esto, encima de todo, no recibo explicación de Zapatero hasta septiembre. Esperaré.

              Entretanto, a la actual generación que defendió con vehemencia las ideas de Blas Infante comienza a apreciársele sus arrugas, y no sé yo si el perfil político andaluz está bien definido. No sé si jóvenes como yo sabremos lo que queremos. Y qué pena que los que lo tengan tan claro, tiren para arriba.  

              PD: Quien ose pensar que con la financiación los andaluces hemos conseguido más de lo que merecemos, estoy dispuesto a dedicar un capítulo sobre la Deuda Histórica (orígenes, causas y por qués de sus frustraciones).

“The divine assessment” or the divine assassination?

Irán revive la revolución del 68

Ahmadineyad ha catalogado el resultado de los comicios como “the divine assessment. Y no le falta razón. Que en la web de Mussavi aparezca, a las 23.00 horas el 12 de junio, que su partido reformista tiene el 65 % de los votos y que minutos después sea desmentido por un comunicado oficial del Ministerio del Interior, asegurando que el partido conservador ha conseguido el 69%, es, cuanto menos, no una valoración sospechosa, sino un hecho inusitadamente milagroso. Hoy domingo, el gobierno iraní ha fijado la cifra de un 63% de electores votantes del partido conservador.

                Ante esta facunda multiplicación de panes y peces, la reacción de la comunidad internacional no ha podido hacer otra cosa: Obama, H. Clinton y Solana, se han quedado absortos, llamando a la revisión de los sufragios; Chávez, HamásHizbulá y, suponemos que también, Kim Jong II se han unido para juntar sus copas y brindar por la supuesta victoria del superhombre. El temor de cualquier Zaratustra de pacotilla es que sus conciudadanos osen de emprender la peligrosa hazaña de to travel west.

             La democracia del west es como una serpiente venenosa que podría reavivar la energía insurrecta  del 60% de los estudiantes universitarios del país iraní, que son ya mujeres y reclaman un profundo cambio social sin paliativos. Pero sus líderes creen que el pernicioso sistema occidental podría aniquilar la esencia de la raza iraní. Por ello, cualquier Revolución Sexual, todavía incipiente en grupúsculos casi diáfanos de dicha sociedad oriental, ha de ser perseguido por los basiyis. Los Zaratustras del XXI creen que la senda reformista de Musavi es la fórmula más eficaz de perder el abundante petróleo, que puede seguir desafiando con virulencia y armamentos nucleares a la otra raza, a los del west. Razón suficiente como para insertar miedo en las mentes y en los corazones de la población: ¡hemos de advertir que Musavi no introduce progreso! Para ellos, el cambio social del reformista sería un indicador que anuncia el estacionamiento de Irán en la esfera internacional. Estarían sumisos a las hordas intelectuales y tecnócratas del west y, en consecuencia, gritarían desde el almenar de esas mezquitas tan alejadas del espíritu y la misión del Corán: ¡no podemos ser musulmanes tibios y convencionales!

               Las riendas de este mensaje han sido tan enérgicamente espoleadas que el brío del caballo le ha hecho galopar con una celeridad excesivamente demente, propia a la de cualquier ser no perteneciente a la raza humana. Dicha presteza se materializó este fin de semana, de forma inmediata, debido a la supresión de los soportes comunicativos de Musavi (su web y su presencia directa en internet). A este estigma hay que añadir la censura de entrevistas al partido opositor, restricción de libertades en los programas de televisión y, lo más deleznable, el cierre de tres periódicos de tendencias reformistas.

                Volvemos a revivir periodos que actualizan nuestra Década Ominosa. ¡¿Cuántos Larras estarán quedándose enmudecidos en Irán?! Ahmadineyad llama a la sublevación contra toda opresión externa; ¡se considera revolucionario! Historia vivida ya en nuestra España, tras el triunfo de los gloriosos revolucionarios de 1868, que nos rescatarían del terror absolutista ad eternum. Por extensión, el oligarca iraní viaja en la singladura de librar a su pueblo, ¿de un cesarismo parecido? El despotismo del west.

                Los caciques furtivos siguen repicando las campanas que alertan de opresión en el siglo XXI. Si Ahmadineyad se atreviera a leer la tercera parte de la obra de Stieg Larsson me gustaría situarme delante del dictador para observar sus expresiones faciales. Desconozco si el escritor y periodista sueco lograría convertir el alma medieval del oriental, pero si las neuronas del tirano le proporcionasen un mínimo de cordura, detectaría el mensaje subrepticio de la novela: hasta qué punto la violencia del estado y de las instituciones pueden alienar a sus mismos clientes, a sus ciudadanos, transformados en víctimas.

               Las revueltas que este fin de semana denuncian el “acto golpista” del fundamentalista, actualiza el hastío de una población que sale a la calle en el mayo del 68. Desde este fenómeno, pongamos de relieve la irreductibilidad humana que predica el existencialista. J. P. Sartre, que nos advierte: “soy responsable hasta de mi propio deseo de rehuir de las responsabilidades. Hacerme pasivo en el mundo, negarme a actuar sobre las cosas y sobre los Otros, es también elegirme”. Pero en Las palabras vemos que el filósofo expresa su pensamiento, sacudido por la angustiosa y vulnerable impotencia existencial:

“Durante mucho tiempo tomé mi pluma como una espada, ahora conozco nuestra impotencia. No importa, hago, haré libros; hacen falta; aún sirven. La cultura no salva a nada ni a nadie, no justifica. Pero es un producto del hombre: el hombre se proyecta en ella, se reconoce: solo le ofrece su imagen este espejo crítico. Por lo demás, este viejo edificio en ruinas, mi impostura, es también mi carácter; podemos deshacernos de una neurosis, pero no curarnos de nosotros mismos”.

               En momentos en los que la humanidad se siente amenazada por la crisis económica (capitalismo desmedido), crisis política (Venezuela, Irán, Corea del norte , Cuba e Israel) y crisis de valores (positivismo llevado a su máxima consumación), es preciso desempolvar la esperanza que el resto de Israel mantuvo y proclamar que el Amor reinará cuando los corazones descubran su verdadera esencia. Con esta máxima y con la esperanza del anhelado encuentro, zanjemos el atoro de J. P. Sastre, para que el género humano no solamente cure su neurosis sino que halle su verdadera esencia; a través de sus vías naturales (según Aristóteles: sensaciones; sentido común; imaginación; entendimiento agente; entendimiento paciente; abstracción; conceptos universales y ciencia), y a través de los caminos trascendentales (S.E.). Para ello, los Zaratustras del XXI tendrían que desocupar las parcelas que asfixian la libertad.